MANTENTE EN FORMA A CUALQUIER EDAD

Más allá del ADN que  hayas heredado, puedes adelgazar, fortalecerte y volverte más inteligente conforme envejeces. No hablamos  solamente de tu apariencia física, sino de disfrutar cada día al máximo. Considera las siguientes recomendaciones como tu manual para ser la mejor versión de ti mismo en cada etapa de tu vida

A los 20: físicamente te encuentras en tu mejor momento, tanto tus niveles de testosterona como de  la hormona del crecimiento  humano (HGC, por sus siglas en inglés) están en su punto más alto, y tu capacidad anaeróbica es virtualmente ilimitada, los tiempos de recuperación  son más cortos y tu confianza está en aumento. Tu rutina  debe incluir muchos movimientos en la sala de pesas, acompañado de una dosis de cardio. Mantente concentrado en la técnica  y asegúrate de realizar  cada repetición correctamente para evitar lesiones.

El reto del año: para incrementar tu capacidad anaeróbica y salud cardiaca a largo plazo realiza esfuerzos de aceleración esto te permitirán entrar en la zona en la que te ayudara a incrementar el V02 Max y umbral de lactato.

A los 30: después de los 30 años de desarrollo, el corazón está en su punto máximo,  por lo cual es la etapa ideal para para lograr los mejores niveles de acondicionamiento y posiblemente, de conseguir los logros deportivos que has deseado tanto físicos como mentales. Planea tus entrenamientos, de esta manera no solo te aseguraras de ejercitarte con frecuencia, sino que  tendrás oportunidad de  trabajar en tu salud mental.

El reto del año: Empieza y termina cada sesión con un mínimo de 15 minutos  de trabajo de movilidad. Esto incluye movimientos funcionales (entrenamientos dinámicos para mantenerte flexible y libre de lesiones). Elige sesiones de trabajo  por intervalos que te ayuda a incrementar  tu umbral de lactato (punto en el que tu sistema cardiovascular empieza a producir más rápido lactato de lo que consigue liberarlo).

A los 40: Debes utilizar una rutina de fortalecimientos con movimientos para trabajo de articulaciones múltiples esto estimulará  el crecimiento de fibras musculares y en articulaciones, a la par despertarás  tu sistema inmunológico.  Este  tipo de actividades te ayudarán a combatir la posibilidad de  padecer enfermedades como Alzheimer y demencia

El reto del año: El punto clave es reposar siete horas por noche, mejorará tu esperanza de vida a través de  la liberación de hormonas sino que incrementara tu salud inmune y memoria. Incrementar tu movilidad a través del uso de un rodillo de espuma por ejemplo y el estiramiento dinámico. Te ayudará a liberar una fascia tensa, aliviar el dolor muscular, incrementar la circulación  y restaurar gradualmente tu rango  de movimiento.

A los 50: lo cierto es que ya no entrenas para lucir bien, el ejercicio con su capacidad para combatir enfermedades, fortalecer el sistema inmune y mejorar la vida sexual. Es momento de encontrar el ejercicio que te guste y motive a  entrenar, las actividades sin peso como nadar y andar en bicicleta, son ideales para las articulaciones

El reto del año: rompe con la rutina y prueba algo bueno, ponte un reto, inscríbete a un club o un reto con tus amigos. ¿Tienes hijos?  Involúcralos en el entrenamiento, mantén un ritmo moderado en las elevaciones cardiacas, fortalece tu  coordinación neuromuscular (la capacidad que tiene el sistema nervioso central de controlar los músculos).